Blogia
ZarAGOTA

Crónicas de ZarAGOTA: El vengador dorado ha vuelto. (I)

Martes, un día tan bueno como cualquier otro para empezar la semana kamikaze. Últimamente voy soltando a todo aquel que me quiera escuchar una sentencia que roza la mentira: “ahora, la verdad, prefiero salir entre semana y quedarme en casa escribiendo el viernes y el sábado”. Cuando, en realidad, salgo de martes a domingo. Pero imagino que tú también lo haces, ¿no? si no es así no entiendo qué haces leyendo una columna tan rockera. Tour de fuerza entre el Bacharach y la Casa Magnética, primero charlando con Oskar Novias sobre maquetación y arte de la nueva revista literaria –Cuello de Botella, no lo olviden- y proponiéndole candidatos para el teclista que están buscando, cerrando con Guillermo y David de Remolinos, más una referencia poética como Luis Felipe Alegre,  la próxima actuación de Experimentos in da notte en el pueblo zaragozano. Es un placer siempre acudir a sitios donde la gente trabaja con tanta intensidad para desarrollar un ciclo cultural en condiciones. Para el 26 de Agosto (un día antes de mi cumpleaños) estaremos por allí, rock recitado, con un porcentaje cada vez mayor de guitarras.             

Uno de esos jueves tontos, con discos en la mano. Una cañita en la Estación del Silencio, los tres Niños del Brasil fueron apareciendo –bueno, Antonio Estación ya estaba cuando llegué, claro- uno tras otro. Le regalé a Antonio –editor del Chorrito de Plata, no lo olviden.- un ejemplar de Los Chicos Están Bien. Santi Rex sigue pensando letras para el nuevo EP de NdB, para Septiembre. Apareció Pablo Malatesta con sus nuevas ideas para el directo de Experimentos in da notte –si han leído un poco más arriba, ya sabrán la idea clave: más guitarras.- y cositas para el diseño de Cuello de Botella. Nacho Serrano se iba de vacaciones y trataba de que Antonio Estación escuchara las nuevas bases de las canciones. Recogí los discos y me abrí para el Tubo. Iba a estar pinchando esa noche en el Bacharach y tenía que alimentarme.             

Una curiosa sesión de bugalú, rock clasicote de los cincuenta y mucha disco-music. Llevaba demasiado tiempo poniendo discos en el Mar de Dios y el rollo oscurete ochenteno –que me gusta mucho, no digo nada- se había impregnado en mis dedos. Se pasaron Rafa Guisante, Gabi y Cristina Garcés, Antílope Volador, Oskar Novias, Simón Salmón, JV de Confesiones de Margot, Carlos 3lemon, Agus de la Casa Magnética –con el que tenía que hacer méritos, que se supone que pincho el sábado que viene en su garito.- Rarö dj, auténtico fan y support del rollo –nos debemos una sesión en la Lata de Bombillas o algún sitio así, man- Miguel Ángel Ortiz Albero-al que le puse un tema de Gainsbourg revistado por Mick Harvey- y Miguel Serrano, que traía su nuevo libro calentito, calentito, La sección rítmica –recomendado desde acá.- No estuvo mal la sesión... sonrisa en los labios y a dormir, que era alta madrugada y al día siguiente había que madrugar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres