Blogia
ZarAGOTA

Crónicas de ZarAGOTA: del aniversario del Mar de Dios hasta los Mestizos.

Crónicas de ZarAGOTA: del aniversario del Mar de Dios hasta los Mestizos.

  esta columna está dedicada a la Pepa y la foto es de José Vizcaíno                                                            

Bueno, fieles lectores de Crónicas de ZarAGOTA, este martes próximo (14 si no me equivoco), el señor Leo Camaleón desaparece de la nocturnidad zaragozana hasta el último finde de Agosto, que es mi cumpleaños y encima actuamos con Experimentos in da notte en Remolinos –con un invitado muy especial en la guitarra, pero eso ya lo contaremos en Septiembre- unos días en Granada y luego encierro en cuarteles de invierno: terminar la novela (“En el Oeste me encontrarás”- regalo un ejemplar de cualquiera de mis libros al que adivine de dónde sale esa frase-título, escribid a leocamaleon@hotmail.com y os lo prometo.), el nuevo libro de poemas (“Con el sueño cambiado” publicado con Eclipsados…) y un par de antologías que tengo que coordinar… y la salida del primer número de Cuello de Botella, la revista más vanguardista y divertida de relatos y tebeos de toda la geografía aragonesa. Pues eso, última columna hasta dentro de un tiempo. Si te quieres despedir de mí, estaré poniendo discos en el Bacharach el martes a partir de las 23h hasta que se me acaben las canciones o los estimulantes.  

            Vamos a repasar un poco los últimos acontecimientos (pocos, se ve que está todo el mundo de vacaciones), por los que me he dejado caer estas últimas dos semanas –que después del concierto de Peret y la decepción Auserón, aún me quedaban ganicas de dar mal un rato.- Muy majo el día de homenaje a El Niño Gusano en el Mar de Dios. Poca gente cuando me pasé, pero por lo menos nos vimos la entrevista delirante que concedieron a lo más plus, de la que uno puede sacar varias conclusiones: 1) Máximo Pradera era, efectivamente, gilipollas 2) Las bromas privadas son muy complicadas de transmitir al público en general –quizá sólo la gente de La Hora Chanante lo ha conseguido- 3) Algora&Perruca&Vinadé eran el Niño Gusano, el tal Mario Quesada era bastante, bastante sosito. Luego el concierto de Radio3, el mítico concierto, no por el repertorio o por la cara de enfermo de Sergio Algora, no, por el momento mágico en el que Algora hace el paripé y saca una guitarra eléctrica en la que sólo toca un cuerda… brutal. Chelis después de eso cortó la emisión y nos quedamos con ganas de más.  

            El martes se suponía que había concierto de Fantasma#3, pero al final me llegó un mail de Julio Mar de Dios en la que suspendía el bolo y lo sustituía por uno de Tachenko. Y buff, Tachenko me da daba una pereza brutal. Räro dj me mandó un sms diciéndome que estaba siendo un concierto estupendo, pero yo estaba dándole fuerte al teclado, cosas de la novela. Al parecer hasta tocaron una canción de El Niño Gusano, pedazo revival. (nota: acabo de buscarlo en el youtube…joer, pues está la grabación, hicieron Duerme, del Escarabajo, con Sebas Puente cantando. El futuro, Internet es el futuro)            

El miércoles era el día gordo, el aniversario del Mar de Dios. Bueno, para los que no viven en Zeta, es un sitio mágico, consecuente y experimental con todas las propuestas artísticas que uno puede imaginar. Por supuesto, lo mejor, los conciertos… la lista es larguísima, visitad mi blog (Zaragota.blogia.com) que tengo colgada una carta de admiración y un listado de bandas y solistas. Yo, con lo que más he disfrutado, sin duda, ha sido con las sesiones de pinchadiscos (Oh, no, son ellos y han vuelto pinchadiscos) mano a mano con el maestro Santi Rex. Para el aniversario, un picoteo en la Terraza Terraluna y proyecciones domingueras y música a cargo de los pinchadiscos que hemos pasado con mayor frecuencia por la cabina de la parte de debajo de Tenor Fleta 8: Remain, Leo Camaleón, Domingueros (que proyectaron Todos nos llamamos Antonio y Mamífero Insectívoro, los dos videoclips que le han rodado al Gran Puzzle Cózmico, además de un divertidísimo corto protagonizado, entre otros, por la escritora, colaboradora de CdM y redactora de Cuello de Botella, Carmen Ruiz, que estaba entre el público) y más… andaban por allí Julio y Juan, contentos, espero, por un día que tienen el garito cerrado, a descansar. Dani, Pablo y Cristian de Picore, Oskar de las Novias, David del colectivo el Imperdible, Santi Rex, Simón Salmón de Confesiones de Margot, Jorge de Insulina Morgan, Carlos 3lemon, Diana García, Mariano de Castañas dj… muy divertido… esperemos celebrar el año que viene otra fiesta igual.   

           El jueves y el viernes hice pequeñas apariciones en el doblete clásico de la noche moderna y ligeramente gafapasta de Zeta: Casa Magnética y Bacharach. Entre ginebras y cervezas, la confusión de penúltima hora, Miguel Ángel Ortiz Albero y su colega, que era artista moderno y ahora tienen una banda en Barcelona que le pone música a filósofos franceses de los ochenta –jódete y baila, lo demás tonterías- y es letrista de Electrocugat, Miguel Serrano, Chema Fernández, Dani Picore –sí, sí, Abuelo en auténtica presencia nocturna, que le molestaba la música decía, muy alta- Jan, responsable de la terraza del otro lado del Ebro, roadie de La Costa Brava y músico puntual, Richi Costabrava y señora pinchando… los modernos, vamos. Sin muchos excesos. Los días se mezclan y hace demasiado calor.              Una semana casi inconsciente y el viernes que me voy para Huesca, a ver a los Mestizos y los Coyotes. La verdad que todos los que han estado conmigo estas semanas saben que si no voy reviento… jeje, al final convencí a Santi Rex –muy fan, como yo- y a la Pepa para que nos llevara en su furgoneta… ir y volver, como unos campeones. Pero es que lo merecía… Mestizos que están en una forma brutal y los Coyotes formación 1984… también prometía, aunque al final…    

          No adelanto demasiado, todavía…. Pasadas las diez llego a la Estación del Silencio, saludo al señor Jafi Marvel, que se había venido para Zeta a grabar unos temas con Nacho Serrano para el próximo EP de los Niños del Brasil. Hablo con mi fotógrafo –uno de los fieles aliados de Confesiones de Margot- José Vizcaíno, que vive en Huesca y me confirma que el asunto empieza a la una. Así que con calma. Me tomo un cuatro rosas…    

          En el camino escuchamos canciones de los Coyotes, escuchamos las versiones originales de las que van a tocar los Mestizos al llegar damos unas cien vueltas hasta que aparcamos…normal, claro, día grande de las fiestas… Santi Rex se baja de la furgoneta por sus problemillas y se topa a Víctor Coyote de morros… Huesca es pequeñita, ya se sabe. Hace unos años subí al Periferias a ver al Coyote y al Aviador Dro y lo flipé, qué tío, qué actitud, que psicobilly… pero… sigo sin adelantar. Juanjo Javierre nos había puesto amablemente en la lista y nos metimos de los primeros, para coger sitio... músicos de Zaragoza había pocos, Cuti, Roberto Montañés-de Los Berzas, los Gandules y, en lo que a mí más me gusta, de los Cármenes- Guillermo Mata y el gran Jorge Reverendo con una camisa hawaiana blanca y verde manzana alucinante, jeje… y el dúo dinámico Losilla y Gonzalo de la Figuera- ellos sí que saben… -              Los Mestizos juegan en casa y se lo van a tener que ganar, claro… se apagan las luces y  comienza el delirio, asusta delicioso contemplar cómo los temas de los Mestizos siguen haciendo bailar a su público como si el tiempo no hubiera transcurrido lo más mínimo, Juanjo Javierre sobrado de voz y actitud resucitando el rock latino salido del garage que el grupo de Huesca inventó, con esa manera de tocar que una mezcla de Salvajes, Clash y Grecas pasado por un filtro funkie hasta que destilas  la bendita pócima del amor, Machuca muy efectivo en la guitarra y bajos negros, negros, con Otto-ex saxo, reconvertido en batería- perdiendo baquetas cada dos por tres. Ya es hora de regresar, Está en el aire, Por el día y por la Noche o Tirando p´lante, todas perfectas, todas tan sucias y pantanosas como tienen que sonar las canciones de los Mestizos -haciéndonos olvidar el malísimo sonido del último bolo en la Casa del Loco de Zaragoza de unos meses antes. - y las versiones, originales y complementarias, para comprobar la alta cultura musical de los seguidores de los oscenses, Bravos, Vince Taylor, Wilson Pickett y unas gotitas de Ramones. Los Mestizos muy grandes.  

Y lo que parecía ser el aperitivo terminó siendo el plato principal. Porque el Abudancia que me deslumbró con sus gafas de pasta, su rollo psicobilly pasado de bachata y todo ese repertorio mezcla de años gloriosos y nuevas propuestas solistas en Periferias unos años antes no estaba. El rollo surfer inicial, dos destellos con Las Chicas de Las Revistas Guarras, quizá Fiesta Salvaje, con Javierre en el acordeón y poquito más. Sí que la gente bailó con el rollo seudopachanguero de Cien Guitarras, Esta noche me voy a bailar o 300 kilos. Pero si lo que más me agradó fueron los speechs de entre temas es que algo le falló al Coyote. Y no fue el señor contrabajista Fernando Gilabert ni el orondo Ramón Godes. Fue no tocar la Estación del Amor. Sin duda. Como con Auserón en Pirineos Sur, Víctor Coyote es tan grande que siempre hay que pedirle lo máximo. O que el mono lo haga, claro.  

            A ver, que fue estupendo, pero…bueno, siempre hay que pedir más. Y la vuelta seis de la mañana… y mi amigo Fernando Frisa que no estuvo pero lo hubiera entendido.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres