Blogia
ZarAGOTA

Obsesión

Se levantó Jane Birkin, la cama revuelta, con el sudor perloso sobre las sábanas caras, se levantó Jane Birkin y entre los vasos encontró uno, patera, limpio, jodidamente limpio. Bebió su ración de sangre matutina y evitó, como en los últimos cuarenta años, mirarse al espejo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Fernando -

lo cual por su parte es una gran estrategia contra la depresión...seguro..abrazos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres