Blogia
ZarAGOTA

Siete años y un día.

Hace siete años asesinaron a Manuel Giménez-Abad. Iba al fútbol con su hijo, por Hernán Cortés, había pasado la juguetería esa que hace esquina con la calle Fita-o la calle Dato, nunca me acuerdo-, supongo que con prisa, aunque quedara rato para el partido no estaban todavía demasiado cerca de la Romareda. No sé cuál fue el resultado... a mí me sigue doliendo, para mí cambiaron muchas cosas ese día. aquí el link de la fundación que lleva su nombre

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Iñigo Rodriguez de la Rubia -

Querido amigo la ironía de todo esto es que la inmortalidad no es más que una invención del hombre. Espero que reorganices tu pensamiento, ¿crees que este señor será más feliz porque alguien se acuerde de él? No crees que poco le importara mientras esta vagando a la deriva por la infinita nada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Enrique -

Como hace Octavio, debemos recordar, nunca permitir que el olvido cubra estas muertes. El recuerdo de los que estamos aquí es lo que garantiza la "inmortalidad" de los que ya no están, de los que han sido asesinados. Recordar. Recordar a todos. Hoy recordamos al ciudadano, al servidor público, al profesor, al hombre que fue -que es, porque no lo olvidamos- Manuel Giménez Abad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres