Blogia
ZarAGOTA

Luis es amor: la semana de la ciudad de mármol (Martes)

Aunque Giorno lo eclipse todo... recién llegado de la piscina-unos largos tonifican-, unas horitas de clase y para el FNAC que he quedado con Vizcaíno que me ha pillado el DVD de los Mestizos. Me ha dicho Antonio Domador que sale mi jeta en él. Eso mola.

Un poema de Ciudad de Mármol, claro que sí:

Portales IV

 

Sólo guardo el día que nos atrapó el tiempo. El día que fui a buscarte a tu ciudad de mármol, extravagante por el alcohol y otra noche sin dormir. El día en el que los golpes contra las puertas ya duraban demasiados días. El día en el que tú y yo juntamos nuestras voces a horas intempestivas. El día último antes de tu partida, de tu marcha en busca de un cielo distinto y de gente que necesitaba ser salvada mucho más que yo.

 

         Yo peleaba con mi propia cabeza en el autobús y pagué religiosamente las horas en la cama alquilada que tú y yo compartíamos. No podía pensar con claridad. Tú, con tus dedos agrietados de tantas jornadas marcando la desgracia de otras personas. Yo, sin poder pensar con claridad, esperando una oportunidad, unos minutos en el que se cruzaran nuestros dos cuerpos sin cansancio. Nuestras horas sin descanso. Yo acudiendo a tu cuerpo, yo fiel en la llamada de tus caricias.

 

         Ese día, los dos en una habitación iluminada por velas verdes que se ahogaban poco a poco, lametazo a lametazo, destilando pena que inunda la distancia entre los cuerpos. Los dos, ahogados en el oxígeno, en el gemido y el vaho de la despedida. Sólo un rato de amor. Luego dormimos, porque los dos destrozábamos nuestras vidas a base de una existencia persiguiéndonos.  Cansados, te ibas, volvías en unos meses.

 

         El día que guardo, con su noche y su sudor primerizo de verano, el día en el que los dos sabíamos que te ibas y los dos preferíamos el recuerdo vasto de nuestra última noche pagado en horas de sueño juntos, el sabor de aquellas sábanas, de nuestras pesadillas y promesas. Preferimos, agotados de jornadas, de viajes, de juergas insípidas, dormir abrazados... intentamos repetir después del primer amor, recuerdo besarte, primero despacio, luego levemente excitados, un poco más rápido, tarde, lento poco a poco, con los ojos cerrados, el ritmo decae, tú y yo, quién sabe, quién fue el primero que abandono los mimos, acabando, dormidos, soñando, abrazados, el último día....

 

         Ése es el día que guardo, el que no vendí a pesar de mis vicios y mis necesidades primarias, el que supuraba la jalea más dulce y que terminó en mi petate. El día que demasiado agotados preferimos dormir antes que hacer el amor. Dormir contigo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

alba -

gracias, pues habrá que hacer una visita por allí...

o. -

Alba, sólo está a la venta en Huesca...en la peña laurentina y en una tienda de allí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ana m. -

aissss... qué con-tontica estoy!!

C/M rules!!

muak!!

alba -

oye sabes dónde o cómo puedo conseguir ese DVD de los mestizos?

saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres