Blogia
ZarAGOTA

Reseña La Diferencia que cubre la trampa de Jose Antonio Conde

Reseña La Diferencia que cubre la trampa de Jose Antonio Conde

El poeta José Antonio Conde obtuvo el XXII premio Cálamo de poesía erótica con el manuscrito La diferencia que cubre la trampa, un compendio de versos que hablan de la interacción sensible y emocional como base en el juego erótico. José Antonio Conde desmigaja los elementos básicos del amor, los deja deslizarse entre sus dedos, arropa la tibieza del tiempo en cada una de sus construcciones. Poemas cortos, intensos, salados... barro fértil, suspiros en metamorfosis, líquidos y hoguera, esos son los ingredientes para el ceremonial (“Me visto con tus heridas/sólo me desnuda el rocío.”).

Es la poesía de José Antonio Conde un catálogo de corte elegante, una serie de superficies pulidas a base del deseo donde todos nos podemos ver reflejados, de tormentas temerarias cuajadas de los sonidos más ásperos en la conjunción cósmica y sensible (“Son veloces los sátrapas/al invadir las fimbrias.”). Todo se desliza, las palabras, los cuerpos, el paganismo absoluto... todo está impregnado por la devoción hacia el hoy, el momento (“Déjame alcanzar la dicha,/hoy quiero el regazo difícil,/ese lugar mítico,/desatado en gravedad/por el eco sofocante de los nubios.”).

En La diferencia que cubre la trampa las frutas se derraman maduras, forman imágenes de violenta belleza que suben desde el final de la columna hasta el centro arcano de los placeres. Un libro denso, meditado, puntualmente contemplativo, que no esconde lo primario. Un cuarto de los espejos para que todos-en el fondo un goce como otro cualquiera-nos deleitemos en la contemplación de los cuerpos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres