Blogia
ZarAGOTA

El descenso o Mark Davis y la vida

Escribo esta columna sabiendo ya que el Real Zaragoza estará el próximo año en segunda división. Se acabaron las cábalas y las cuentas probabilísticas y, definitivamente nos vamos a segunda. Yo, la verdad, siempre he sido más del baloncesto y con el CAI en ACB algo dentro de mí vuelve a las noches gloriosas, primero en el Huevo y luego en el Príncipe Felipe, supongo que es una cuestión casi puramente emocional, como ver a alguno de los americanos que jugase aquella temporada vestido de Rey Baltasar en la cabalgata de Reyes.

 

            La gente disfruta del fútbol, a mí siempre me ha parecido un deporte muy aburrido y, además, con toda esa mercadotecnia detrás, con las fichas y traspasos desorbitados, con los directivos capitalinos frisando siempre el comportamiento mafioso y esa saturación mediática que llega a ahogar primero los demás deportes y luego en general el resto de las propuestas lúdicas y de entretenimiento. Pero el zaragocismo está triste y yo, como zaragozano, pues algo también.

 

            No entraré en discusiones sobre planificación de temporada o capacidad gestora de la directiva, no tengo los suficientes conocimientos ni creo que este sea el lugar más apropiado para ello. Pero sí que estoy con un amigo que se quejaba el otro día del sistema que rige la liga española. Es absurdo que un club con semejante masa social se vea abocado a la categoría de plata. Una opción sería cerrar la liga, reducir el número de equipos, alimentar unas instituciones no con dinero público al modo valenciano sino con la potencia que destila un proyecto estable y coherente con el respaldo de una gran ciudad como Zaragoza respaldándole.

 

            No sé si esto será posible, es una pena lo del descenso pero, y aunque sea poco consuelo, nos queda el baloncesto. A ver si hacemos un buen equipo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jaime st. -

Que vuelvan "Indio" Díaz y Charly López Rodríguez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres