Blogia
ZarAGOTA

Neil Gaiman y la vida

Neil Gaiman y la vida

 

La primera vez que leí Sandman supe que mi vida nunca iba a volver a ser igual. Es un poco tópico decirlo así pero es cierto. El primer tomo de las aventuras de Morfeo, el eterno amo del sueño es un compendio fascinante de referencias, tebeo de superhéroes y terror clásico, la narración va más allá de estructura clásica de la viñeta. Tengo la obra completa, me costó conseguirla-tiempo y dinero-, en un formato de lujo que Norma publicó antes de que los derechos pasaran a Planeta después de la debacle Marvel que se llevó a Panini las aventuras de la Patrulla-x y el Hombre Araña. Gaiman me puso la cabeza del revés. Las puertas del averno se habían abierto y el aroma que salía del fondo resultaba muy agradable. En estos últimos meses han caído en mis manos dos libros escritos por guionistas habituales de tebeos: Camino tortuoso de Warren Ellis y el recopilatorio de cuentos Objetos Frágiles. Warren Ellis es siempre muy grande, siempre, como Dennis Hooper o Leonard Cohen. Aunque se ha acercado a la divinidad en Planetary y Transmetropolitan. La primera colección es sin duda mi tebeo favorito: una mezcla de pulp, Golden Age, postmodernidad tecnológica...y el segundo es una macarrada que crece y crece, un ejercicio de estilo de literatura ciberpunk que termina convirtiéndose en la definición de ciberpunk y de mucho más. En Camino Tortuoso Warren Ellis escribe una road movie, una novela de carretera delirante, con elementos que mezclan a Barry Gifford con Bukowsky y le dan un poco de cine japonés de serie Z como aliño. Un curioso ejercicio de estilo muy recomendable. Objetos Frágiles se abre con un cuento sencillamente perfecto: Estudio en esmeralda, ambientado en un mundo en el que Sherlock Holmes y los mitos de Lovecraft convivieran en perfecta armonía-más bien anarquía, es lo que pasa cuando Chuthu está cerca, ya se sabe- y con el regusto de la mezcolanza de personajes míticos que me recordó durante unos instantes a otro momento mágico en mi vida como lector de tebeos: la primera lectura de los dos tomos de la Liga de los Seres Extraordinarios de Alan Moore. Sigo avanzando dentro de mente de Gaiman, tratando de evitar que las pegajosas telarañas de sus sueños me atrapen, allí encuentro el rastro de Joss Whedon. En esta lista habría que incluir, claro, a Joss Whedon, por muchas cosas, aunque sobre todo-sin querer caer en lo evidente- por el microuniverso emocional de Buffy Cazavampiros. Ha escrito también tebeos, pero los giros narrativos de Buffy y Ángel provocaron un salto cualitativo en el desarrollo de las series de televisión (y que luego Supernatural o Lost han llevado al extremo). También Garth Enis por alguno de los arcos argumentales de Hellblazer o The Autorithy tiene reservado un lugar de privilegio en mi memoria. No hablo de perfección técnica o narrativa, no hablo de historias profundas o de contenido moral, hablo de la sensación de bienestar que te deja leer algunas de las obras de esta gente, la ilusión que te provoca, las ganas de hacer, de escribir, de sonreír y vivir. Aunque hablen de monstruos. O quizá por eso mismo, porque el terror, la literatura fantástica, el tebeo...no tienen reglas, no hay límites... todo está permitido. Hasta ser feliz.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

O. -

David panda de tolos: leí orquídea negra, pero luego la regalé...esas cosas que se hacen, jeje...
David M: es que tú eres más mayor, pibe, la edición de norma de orquídea creo que era un tomito. El objetos frágiles que estoy leyendo es el de bolsillo, debió salir ayer...jeje
abrazos
o.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

david mayor -

yo también soy fan de gaiman -"obejtos frágiles" es una gozada; aviso: la edición de bolsillo está al caer- y de whedon, por su puesto. asthonising x-men es una cumbre. en fin, que "orquídea negra" hay que leerlo, pero quería aclarar -de ahí el comentario- que yo no tengo un tomito sino tres tomitos. eso sí, en la edición de zinco, luego no sé si habrá una edición en un solo tomo.
abrazo

David -

Muy buena entrada O.
Las últimas líneas preciosas, además de verdades como pianos.

Y comparto tu sentimiento tras leer Sandman, especialmente por Delirio.

¿Leíste Orquídea Negra? Es un solo tomito, escribe Gaiman y Dave McKean dibuja (aunque más que dibujar te pinta un cuadro en cada viñeta).

Un abrazo, nos vemos pronto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres